🌹

Yo jamás detuve El juego absurdo De acariciar la rosa Sin guantes de piel Nunca hice nido Con esas manos Congeladas Como el ojo invernal Quizás, mía sea La gran culpa. Tú la palpaste, Hasta clavarte, Sangre y espina, El negro licor Del olvido.

O quizás una bofetada

Fuera de mi. No me encuentro, Ni me reconozco, Ni me agrado. Y si me veo, Me negaría el saludo. ¿Puede haber ente más absurdo que el que piensa que es lo que anhela ser y realmente no lo es? Un espíritu discurre por la infinitud de un túnel doblegado, cuerpo. Y un haz de…

Yo

Ahora yo soy yo La yo de antes se parecía un poco a mí,  Pero no era yo Hoy he descubierto que era yo Sin darme cuenta de que todo este tiempo he sido otra yo ¡Qué ilusa! ¿Cómo voy a ser esa yo? Ahora me he dado cuenta de quién soy yo – Y……

Si vas a mirarme 

La poesía de verdad bebe y fuma. Echa raíces en lo humano y en lo bello, pero siempre cae en el hoyo frío.  Si vas a mirarme, que sea de día, cuando  un misterioso juego de luces consiga difuminar mis desastres. Si vas a mirarme, asegúrate que esté salvada mi sonrisa, para que no puedas…

A mediodía con habib 

Te meces blancura, en el cielo despejado Cierro los ojos y tomo aire. Noto el afable calor que deja una siesta El mundo se ha puesto en pausa Y un saxofón animoso resuena en mi alma. Mis dedos acarician el sol y tu pelo. Sonríes como por primera vez,  en una expresión tan despejada como…

De rosas y trompetas 

​Luciérnagas de sal, fulgor de caracolas.  En la lejanía me acercan a ti.   Dando pasos sordomudos sin astrolabio, busqué tus huellas en la luna Y, mientras, esa sensación de vacío no paraba de retumbar en mi cuerpo, al son de melancólicas trompetas   Esta noble noche mis dedos te echan en falta  Añoran, quejumbrosos: Los quiebros…

¿Alma mía?

Como esencia de niña asustada Una apátrida fragilidad muda Correteaba por la vereda Vislumbrándome como utopía El manso espejismo manantial Este día, ese día, aquel día Todo lo material se esfumó Aún no lo sabía en aquel entonces Pero yo, me estaba viendo nacer Más allá del baile del visillo De la brisa ufana que…

Soneto a la Plaza de Santa Cruz

Soplaba a tientas el lúgubre viento Omnisciente crepúsculo de mayo Ofició la gran obra sin vasallo Los naranjos se fundían en lamento Cruz de metal y sangre era portento Un pastorcillo sufrió un desmayo Al oír a una serpiente de soslayo Perdonando a víctimas en tormento ¡Si ese pincel fuere de nuevo asido! Nos mostraría…

Salado sol, amargo musgo

Al susurro del océano La arena, ataúd secreto De promesas en vano Rezumando con las olas Efímero, ardiente y precoz De la magnolia herida Abusando de la paz La brisa cayó a un hoyo Donde tropecé un mes ¡Sáquenme de aquí! ¡Soy una gran nadadora!  Pero olvidé trepar… Ah, entre altos pinos… La noche me…

La llanura del silencio

Sordo sonido del blanco  Eco de ayer imposible indiferencia de la nada Ansiosa inmensidad vacía Angustia del minutero La falsa herida palpita Abismo que asfixia: La duda que sangra, El horizonte que llora  Armonía del mal Miedo sin reposo Inquebrantable silencio Yo… nadie.

Cómplices de la noche

Hoy es la gran fiesta En la que bailaremos con el azar A un ritmo incierto Moviendo las caderas como animales Entre neones libertinos Perreando con la existencia Contoneando hasta los huesos En un antro de tres al cuarto Donde consigamos entrar en ebullición ¡Yo quiero ser un nini! Sacudirme la madurez bailando reguetón Inyectarme…

El mar de Sorolla

Yo quiero bañarme en el mar de Sorolla: diluirme en el agua verdecina del Mediterráneo y que me arrope la marea Quiero caminar hacia la orilla en puro pálpito infantil Notar el burbujeante aire que viaja desde quién sabe dónde Oteo la inmensa mar, mientras las dulces corrientes de la orilla cosquillean los dedos de…